HISTORIA

Hace más de veinte años, un grupo de padres de familia, conscientes de la importancia del papel de la mujer en la sociedad, vieron la necesidad de crear un colegio femenino que respondiera a sus ideales y expectativas sobre la educación, para lo cual recurrieron a COPADE, (Corporación para el Desarrollo de la Educación),  COPECE (Corporación para la Educación y la Cultura Ecuatoriana) desde el año 2000. En ese empeño involucraron su trabajo, patrimonio e ilusiones con tesón y generosidad ilimitadas. El grupo promotor del Delta dio pasos importantes para conseguir todos los recursos, seleccionar el personal que iba a trabajar en el colegio. Convocaron varias reuniones con padres de familia para presentarles el modelo educativo. Mucha gente se unió para apoyar esta gestión, el terreno fue donado generosamente por su propietario. Las obras de construcción se iniciaron rápidamente, de modo que al año siguiente, en mayo de 1991, empezó el primer curso lectivo con alumnas desde pre escolar a tercer año de educación básica. A petición de los promotores, la atención pastoral se encomendó a sacerdotes del Opus Dei. Las actividades espirituales se realizarían enmarcadas en los principios fundamentales de la doctrina católica y con el mayor respeto a la libertad de las conciencias.